Deporte con seguridad

Consejos para practicar esquí de montaña

Recomendaciones de seguridad y convivencia entre esquiadores para practicar desde el respeto este deporte, que cada vez cuenta con más aficionados.

Montaña Segura. Actualizada 06/12/2016 a las 06:42
Astún en su primer fin de semana abierto | P.B.P.

Oficialmente, estamos ya en invierno y, aunque la montaña no luce todavía un manto nevado, la nieve llegará y con ella se darán rienda suelta a las ganas acumuladas de muchos aficionados de disfrutar de los deportes invernales. En estos últimos años, el esquí de montaña ha sido una disciplina que ha visto como el interés por su práctica se extendía, no solo entre montañeros, sino también entre aficionados a otras variantes del esquí.

Este incremento del número de esquiadores de montaña también debe suponer un aumento de la atención de estos mismos en cuanto a aspectos de formación, seguridad y respeto ya no tanto hacia el medio ambiente (que también), sino hacia la convivencia con otros esquiadores, sobre todo, en los entornos de las estaciones de esquí, puesto que estas pueden ser punto de partida de una excursión o proporcionar a su alrededor un espacio más seguro en caso de peligro importante de aludes.

Jorge García-Dihinx, el conocido bloguero de ‘La meteo que viene’ y autor de los volúmenes I y II de ‘Rutas con esquís por el Pirineo aragonés’, es quien mejor ha sistematizado una serie de sugerencias para que la práctica del esquí de montaña no interfiera en la actividad habitual de las pistas de esquí.

  • La primera es la de ser respetuosos con las normas de la estación y comprensivos con los demás usuarios de la misma, teniendo en cuenta que son espacios naturales acondicionados para el uso y disfrute de todos.
  • Se deben seguir las indicaciones del personal de la estación, especialmente en cuestiones de seguridad.
  • Para ascender, lo mejor es hacerlo por fuera de las pistas de esquí, aunque si no es posible se hará siempre por los laterales.
  • Además, subiremos en fila y prestando atención a los esquiadores que descienden por la pistas. Por ello, si hay que esperar o hacer alguna transición, se hará fuera de pistas.
  • La quinta norma, a propósito de no interferir en las pistas, será evitar cruzarlas, para no provocar colisiones con esquiadores que bajen. En caso de tener que cruzar, habrá que buscar el sitio donde haya mayor visibilidad y poca pendiente, y se cruzará de forma rápida y en bloque, evitando cambios de rasante y pasos estrechos.
  • Asimismo, hay que evitar ascender con poca visibilidad, en especial, de noche. Se ha de tener en cuenta que en las pistas se puede estar trabajando a cualquier hora, con vehículos y obstáculos que suponen un peligro, por lo que habrá que hacerse visible con colores vivos e, incluso, con aparatos luminosos.
  • Respecto a la maquinaria, habrá que prestar especial atención a las máquinas pisa-nieves, pues cuando la estación ha cerrado utilizan cables de anclaje de hasta 1.000 m, que pueden estar tendidos a cualquier altura.
  • Precisamente, si la estación cierra quiere decir que las condiciones meteorológicas serán difíciles, por lo que habrá que extremar la precaución.
  • En las bajadas por la pista, se evitará también llamar la atención o molestar a los clientes de la estación, teniendo asimismo en cuenta que, al final de la jornada, las pistas pueden estar en mal estado.
  • Y para finalizar, tendremos en cuenta los horarios de apertura y cierre de la estación, para evitar problemas de tráfico y aglomeraciones, sobre todo en fines de semana y puentes festivos.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.