Aprender a esquiar

¿Cuál es la mejor estación de esquí para debutantes?

Las mejores estaciones para que niños y adultos aprendan a esquiar en Aragón.

Actualizada 10/12/2016 a las 21:30
Candanchú

Para aprender a esquiar es muy importante elegir la estación de esquí adecuada, para iniciarse en este deporte en las mejores condiciones posibles. Si el primer contacto con el esquí es poco satisfactorio, es más probable que se desista y cueste volver a intentarlo. En cuestión de debutantes, los factores que decantan la balanza hacia una u otra estación son el número de pistas verdes, su ubicación y accesos, las clases de esquí ofertadas y los descuentos en el forfait para este tipo de público. Pero, ¿cuál es la mejor estación de esquí para debutantes en Aragón?

Candanchú

Candanchú está considerada como una de las mejores estaciones de España para aprender a esquiar. La estación más antigua del país cuenta con diez pistas verdes y doce azules, con una progresión bastante lineal que permite que el esquiador novato vaya pasando de una a otra en función de la evolución de su aprendizaje. Además, la zona de debutantes donde se sitúan nueve de las pistas verdes, llamada Pista Grande, se encuentra al lado del aparcamiento y dentro de la zona de seguridad de la estación, un gran espacio en el que se puede esquiar aunque las condiciones meteorológicas sean extremas, ya que se encuentra bien resguardado y protegido.

Una de las grandes ventajas de Candanchú con respecto a otras estaciones de esquí cuando los debutantes son niños, es que los familiares pueden verlos en todo momento desde la base de la estación, donde también se ubica una gran cafetería. Además, cuentan con un parque infantil delimitado en la misma zona de Pista Grande, llamado Candanchulandia, donde los más pequeños pueden jugar, tener su primer contacto con la nieve y las técnicas básicas de esquí, y divertirse con niños de su edad.

Tanto niños como adultos pueden recibir clases y cursos de calidad en su Escuela de Esquí, en diferentes modalidades del deporte blanco, esquí alpino, snowboard o de fondo, ya que la estación cuenta también con un circuito de esquí de fondo, Candanchú Somport. Y para aquellos que acuden a esquiar a menudo y quieren perfeccionar su técnica, una gran opción es apuntarse al Candanchú Esquí Club, organización con décadas de experiencia en la formación de todo tipo de esquiadores y snowboarders.

Por último, Candanchú ofrece forfaits a precio reducido para debutantes: desde 18 euros en días de promoción, a 30 euros en temporada alta, pasando por 26 euros en temporada baja.

Todos estos factores han hecho de Candanchú una de las estaciones preferidas por deportistas y aficionados de toda España para adentrarse en el mundo del esquí. Sin embargo, otras estaciones aragonesas también son muy recomendables para principiantes.

Formigal

Formigal, debido a su gran oferta en número de pistas y kilómetros esquiables, es también una buena estación para debutantes. De sus 101 pistas, 7 son verdes y 19, azules. Este tipo de pistas se concentran, en su mayoría, en los valles de Sextas, Anayet y Portalet. Es una buena opción cuando se va a esquiar en grupo y sus componentes se encuentran en diferentes grados de aprendizaje, ya que su dominio es tan extenso y variado que hay opciones para todos los gustos.

En cuanto a clases de esquí, en Formigal ofrecen los servicios de su Escuela Española de Esquí, para todos los niveles y en diferentes modalidades del deporte blanco, a partir de los 4 años de edad. Destaca su programa ‘Esquí para todos’, orientado a discapacitados visuales, para que también ellos disfruten al máximo de la nieve. También cuentan con campamentos especializados en ‘freestyle’ que se realizan en fechas concretas, como Navidad.

Para los niños que aprenden a esquiar, además de los Jardines de Nieve y de múltiples actividades, Formigal ofrece la Skity Pista: dos pistas compuestas por módulos pensados para ellos.

Panticosa

El único inconveniente que pueden encontrar los debutantes en Formigal es la cantidad de esquiadores, que puede ser bastante alta durante los fines de semana y días festivos. Si el esquiador principiante se agobia, puede optar por trasladarse a la estación de Panticosa, a la que se puede acceder con el mismo forfait de Formigal, en solo 15 minutos gracias al ‘ski-bus’, un transporte gratuito que conecta ambas estaciones.

Panticosa es una estación mucho más pequeña y familiar, en la que esquiar tranquilo y sin prisas. El acceso a su zona de debutantes es sencillo, pues se encuentra justo al lado del telecabina, y cuenta con cintas transportadoras que facilitan las cosas a los esquiadores novatos. De sus cuarenta y seis pistas, siete son verdes y quince, azules. Además, Panticosa suele gozar de buenas condiciones meteorológicas, un punto a tener muy en cuenta a la hora de disfrutar de las primeras jornadas de esquí.

El precio del forfait de Formigal-Panticosa para debutantes es de 26 euros para adultos y 21 euros para niños y personas mayores de 65 años.

Aunque las estaciones de esquí citadas destacan por sus ventajas para debutantes, cualquiera de las estaciones aragonesas es apta para dar los primeros pasos en el deporte blanco. De hecho, cada esquiador tiene sus preferencias respecto a cuál es la mejor forma de aprender a esquiar y las experiencias de los primeros días de esquí suelen marcar la progresión en este deporte.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.