Deportes de invierno

Descubre las diferentes modalidades de snowboard

Freestyle, freeride, alpino, freecarve, extremo o de montaña son las variadas modalidades de snowboard que se pueden practicar.

Actualizada 04/12/2016 a las 20:24
Snowboard.

El snowboard no cesa de captar aficionados, en gran parte gracias a su espectacularidad. Las estaciones de esquí se esfuerzan cada temporada en ofrecer los mejores snowparks, que hagan disfrutar a los deportistas con la posibilidad de realizar increíbles saltos y piruetas. Para los no iniciados, las numerosas modalidades de snow pueden resultar un poco confusas, ya que pueden solaparse entre ellas y, a menudo, se diferencian en pequeños matices sobre los que hay cierto debate. A continuación, se explican de forma breve las principales características de cada modalidad, sin pretensión de establecer una lista cerrada o inamovible.

1. – Freestyle Snowboard

El freestyle es la modalidad más extendida y, visualmente, más espectacular. Los deportistas que la practican realizan grandes saltos y complicadas piruetas en el aire y es fácil verlos en los snowparks de las estaciones. Se trata de acrobacias realmente difíciles que requieren un manejo fluido de la tabla y muchas horas de práctica, pero que merecen la pena y han encumbrado a algunos de los mejores snowboarders del mundo.

2. – Freeride Snowboard

En este caso, el snowboard se practica en la montaña, fuera de pistas y sobre nieve no pisada. Esta modalidad consiste en descender sobre la tabla, esquivando los obstáculos naturales, como rocas, resaltes, etc. Como es de suponer, descender sobre nieve virgen implica tener un buen dominio de la tabla y conocimientos sobre el comportamiento de la nieve, para evitar sustos y accidentes. Según las diferentes tendencias, a esta modalidad también se le llama o incluye el All Mountain Snowboard.

3. – Snowboard Alpino

También denominado snowboard race o de competición, está solo al alcance de snowboarders expertos y con un conocimiento muy extenso y depurado de esta técnica. La velocidad que se alcanza con las tablas rígidas usadas en esta modalidad es muy alta y el carving (curva) es realmente difícil de dominar. Son necesarios muchos años y un estado físico de atleta para practicar snowboard alpino.

4. – Freecarve Snowboard

Es la modalidad más parecida al snowboard alpino. La principal diferencia radica en la velocidad, que es algo más baja, ya que el objetivo principal para los snowboarders que practican Freecarve es conseguir el carving perfecto. Las tablas que usan también son bastante rígidas, pero no tanto como las usadas en el snowboard de competición.

5. – Snowboard Extremo

Una modalidad solo apta para snowboarders expertos con alto conocimiento de alpinismo. Consiste en descender montañas nevadas de gran altura y peligrosidad. A los riesgos de lesiones se suman aquí los propios de la montaña virgen, como los aludes, y es necesario conocer bien el comportamiento de la nieve, la climatología y las características de la montaña a la que uno se enfrenta. En el ascenso ya se determinan los lugares por los que se ha de descender y se señalan y evitan los más peligrosos. Para practicar snowboard extremo hay que portar sistemas de seguridad como ARVA, ya que el riesgo de provocar un alud en la bajada es alto. Esta modalidad conlleva un riesgo muy importante y son varios los deportistas que han fallecido mientras la practicaban.

6. – Snowboard de montaña

También llamado backcountry, es una mezcla entre el esquí de travesía y el snowboard, ya que consiste en ascender una montaña con esquís y descenderla sobre la tabla. La clave está en hacerlo con un mismo equipo, denominado splitboard, que es una tabla de snow que se separa en dos partes iguales, dando lugar a unos esquís. Al igual que ocurre con el snowboard extremo, hay que tener grandes conocimientos de montañismo y valorar en todo momento si el riesgo es asumible y si tenemos la capacidad física y técnica suficiente para afrontar el reto propuesto.

Dominar el snowboard requiere muchas horas de práctica y constancia, sobre todo para abordar sus modalidades más extremas y arriesgadas. Por ello, siempre hay que ser consciente de las propias limitaciones para optar a objetivos asequibles según nuestra capacidad.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.