Nieve virgen

Esquí de montaña en las cimas de Musales y Sanchacollons

Ruta con esquís en dos cimas del Pirineo, para los amantes del freeride.

Jorge García-Dihinx. Actualizada 09/12/2016 a las 19:43
Subiendo hacia Musales | Jorge García-Dihinx

Musales y Sanchacollons son dos cimas hermanas con unas laderas muy esquiables, orientadas al sol y habitualmente estables. Su porteo inicial desanimará a algunos. Sin embargo, se trata de una zona ideal para el esquí, una vez se ha ganado altura. Un referente para todo tipo de innivaciones y temporadas.

Permanece al sol en días de sutil flujo de norte cuando Astún y el Portalet amanecen cubiertos. Esta zona ofrece múltiples combinaciones entre el Musales, Sanchacollons, Puiarcol y pasos hacia Respomuso y el valle de Pondiellos, que se pueden desarrollar en otras rutas.

Desde Sallent, se toma la carretera vieja que subía hacia Formigal, cogiendo luego el desvío a La Sarra-Respomuso. Antes de llegar al embalse de la Sarra hay a la izquierda un pequeño parquin elevado donde dejar los coches. Tras cruzar el puente de la presa, se sale del extremo sur del embalse de La Sarra (Sallent) a 1.430 m, subiendo al sur por la pista de Ibonciecho. A los pocos minutos aparece a la derecha otra pista que baja a Sallent y, poco después, a la izquierda, una senda (mojón) que entra en el bosque y va atajando la pista, permitiendo ganar desnivel con rapidez.

La senda sale varias veces a la pista y suele verse el mojón de entrada de nuevo en el bosque. Por fin, en la cota 1.660 m, donde se encuentra un cartel de BTT con triángulo rojo, el sendero vuelve a salir a la pista, donde esta gira a la derecha, al Sureste. Se debe, tras salir al lado del poste, girar a la izquierda (N), hacia una pista secundaria poco definida. Yendo hacia ella, se debe tender a la derecha (mojones) para entrar (E) en la ladera. Al poco de entrar en la ladera, en lugar de subir, se va hacia la izquierda (N) a media ladera, siguiendo el lecho horizontal de la senda (fácil de seguir sin nieve, pero no tanto sin senda y con mojones tapados).

Luego, se sigue subiendo en diagonal, para entrar finalmente en una vaguada despejada de vegetación, donde suele conservarse nieve hasta en épocas de escasez y donde habitualmente se pueden calzar esquís (1.750 m; porteo, 45 min).

Se continúa por terreno suave y despejado al Este, con vistas al Puiarcol. Hay que seguir siempre los mojones de la senda mientras la pista discurre a nuestra derecha o izquierda, trazando grandes curvas. Finalmente, se sale a la derecha, a una ladera desnuda que se remonta con zetas para entroncar de nuevo con la pista, que en la cota 1.900 m traza una larga horizontal a la izquierda, bajo la muralla.

En el punto de encuentro con la pista hay un pequeño manantial donde poder coger agua y evitar así portear un 1 kg de agua hasta ese punto, algo más de 1 hora desde el coche.

Chalet de Ibonciecho

En ese punto ya no se deja la pista, siguiéndola al Norte en su largo tramo al sol, en horizontal. A veces hay que descalzarse en dicho punto por falta de nieve. La pista, luego, dobla a la derecha entrando en zona umbría (encima del anti-aludes, barranco de Sanchacollons) y la nieve vuelve a aparecer. Al fondo se divisa el Chalet de Ibonciecho.

Continuar por la pista, acortando si es posible en alguna vaguada. En la cota 2.000 m la pista cruza por encima del barranco (tubería) y se va a la izquierda (O), hacia el Chalet. En ese punto se deja, se gira a la derecha para subir la ladera (E) y rodear una loma hacia la derecha para entrar luego en el vallecito suspendido que lleva a la Cubetilla.

Se recorre al Este esa pequeña cuenca natural, subiendo luego al llano en la base de la cara sur del Sanchacollons, a 2.130 m. En este llano se bifurcan las rutas que van al Musales y al Sanchacollons. Se trata de un punto para reagruparse y hablar de las distintas opciones en ese ‘meeting point’. Desde el llano se ve cómo asoma al Norte la cima del Musales. Desde allí al collado de Musales viene una zona de alternancia de palas y hoyas llanas.

Hacia el Musales

Cambiando la dirección que se llevaba, se gira a la izquierda para ir al Musales y remontar (N) unas palas suaves, dejando a la derecha las barreras rocosas del contrafuerte del Sanchacollons. Se alcanza una zona llana y se ve abajo a la izquierda el ibón de Ibonciecho.

Se continúa por una nueva pala inclinada (N) que lleva a otro llano, desde el que ya se ve la rampa final. Hay que dirigirse al collado de Musales (2.569 m), a la derecha de la cima, desde el que se continúa por la arista (con esquís o a pie, según condiciones) hasta la cumbre del Musales (2.653 m).

El itinerario de subida ya proporciona un gran descenso, con laderas sur que alternan buenas palas con zonas más suaves. Una alternativa es tirarse por su pala oeste, que sale desde la cima, clásica opción del ‘free-ride’. Ojo si hay nieve dura o si se ha madrugado, pues permanece en sombra hasta mediodía.

Se esquía la gran pala y, tras rodear los salientes rocosos de la parte baja, se traza una larga diagonal al Este para volver hacia el Chalet de Ibonciecho y encontrarse con la pista, que permite deslizarse rápidamente por la huella hecha y una pronta vuelta al coche.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.