Grandes bajadas

Los mejores descensos de las estaciones de esquí aragonesas

Las estaciones de esquí aragonesas cuentan con algunas de las mejores pistas para descargar adrenalina y disfrutar de la nieve.

Actualizada 10/12/2016 a las 11:27
Descenso en Candanchú

Los esquiadores veteranos buscan en las estaciones de esquí aquellas pistas que marcan la diferencia, ya sea por su longitud, desnivel o dificultad. Cada estación tiene sus singularidades y la preferencia por una u otra depende de los gustos y habilidades de cada uno, pero algunas pistas se han ganado su fama merecidamente. A continuación repasamos algunos de los mejores descensos de las estaciones de esquí aragonesas.

Cerler 9km

La estación de esquí de Cerler cuenta con un gran descenso de 9 km de longitud, característica de la que toma el nombre, y 1200 m de desnivel. El punto más alto se sitúa en el Pico Gallinero, a 2630 m de altura, y desciende hasta la Cafetería Remáscaro a través de varias pistas, azules la mayoría de ellas, con el siguiente recorrido: Perdiz Blanca, Colladeta, Camino del Sarrau, Robellons, Skity Area de Puentet, Les Planes y Cerler 1500. Durante la bajada, los esquiadores atraviesan bosques y caminos, además de algunas de las pistas más conocidas de la estación aragonesa. ¿Aguantarán tus piernas este descenso?

Carabineros, en Candanchú

Con una pendiente del 45 % e incluida en la categoría de pistas negras, Carabineros se ha ganado un puesto en la lista de los mejores descensos de las estaciones de esquí españolas. El descenso parte de una altitud de 2020 m y su recorrido transcurre por el Tobazo para culminar en Pista Grande, con una longitud total superior a los 1700 m. La bajada se desarrolla por tramos anchos y balizados, rodeados del espectacular paisaje del valle del río Aragón, que convierte esta pista de Candanchú en un imprescindible para los amantes del esquí.

Bosque, en Formigal

La pista Bosque se aleja de lo esperable en Formigal, ya que se trata de un recorrido entre árboles, con bonitas vistas y es una zona menos frecuentada que el resto de la gran estación. Catalogada como pista roja y con una longitud de 2776 m, para disfrutar de ella tiene que haber mucha nieve, por lo que puede estar cerrada en determinados momentos de la temporada o de la jornada de esquí. Se trata de un descenso ancho y tranquilo, situado en el valle de Sextas, y con un desnivel adecuado para esquiadores de nivel medio. Se puede completar el descenso con la cercana Tres Hombres, en el mismo sector de Formigal.

Aquellos deportistas expertos que prefieran esquiar fuera de pista, cuentan con impresionantes descensos a lo largo y ancho del Pirineo, con picos emblemáticos que prometen emocionantes descargas de adrenalina. Estos recorridos son tan solo un ejemplo de lo que pueden ofrecer las estaciones de esquí en Aragón y sus bellas montañas, ubicadas en un entorno privilegiado que permite completar la jornada con otras actividades de ocio o relax.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.