Conocer el Pirineo

Qué hacer en el Valle de Benasque

Rutas, naturaleza, museos, arquitectura e historia en el Pirineo.

Actualizada 08/12/2016 a las 19:44
Forau d'Aiguallut. | Forau d'Aiguallut.

En el Valle de Benasque existen múltiples alternativas de ocio que permiten al viajero disfrutar de un territorio caracterizado por su naturaleza salvaje y sus paisajes inolvidables. Un lugar histórico cuya huella se refleja en sus majestuosos edificios. Estas son algunas de las propuestas para disfrutar del Pirineo más allá de la nieve.

Ibones en el Valle de Benasque.

Ibones en el Valle de Benasque.

1.- Ibones, el legado de la época glaciar

En el Valle de Benasque, en concreto dentro del Parque Natural Posets- Maladeta, existen 71 ibones que salpican sus valles secundarios y que convierten este rincón del Pirineo aragonés en un lugar de obligada visita, así como uno de los rincones con el legado más importante de toda la época glaciar. Entre los más conocidos se encuentra el glaciar de Billamuerta, en el área más baja del valle, y otros en las zonas más altas, rozando los tres mil metros, como ocurre en el caso del ibón de la Maladeta, el de la Escaleta, el gran Cregüeña o el Ibón Grande del Llano Alto de los Ibones.

 

 

 

Forau d'Aiguallut.

Forau d’Aiguallut

2.-Forau d’Aiguallut, en el corazón del parque Posets-Maladeta

Una de las excursiones más conocidas y clásicas del valle es la que nos conduce hasta el Forau d’Aiguallut, en pleno corazón del Parque Natural Posets- Maladeta. Para lograr nuestro objetivo hay que dirigirse hasta la Besurta, al final del valle y, una vez allí, varios senderos conducen hasta esta gran sima, donde el agua se convierte en la gran protagonista.

 

 

 

 

 

 Monasterio de Obarra.

Monasterio de Obarra.

3.- Santa María de Obarra, un conjunto monumental

Entre los edificios religiosos más singulares se encuentra el monasterio dedicado a Santa María de Obarra, en el municipio de Veracruz, un lugar histórico cuyas primeras referencias ya se localizan en el siglo IX, aunque hay expertos que sitúan su fundación en una época anterior a la conquista musulmana. Del primitivo monasterio del siglo IX no quedan huellas, y los restos más antiguos que hoy en día se conservan pertenecen al románico de los siglos XI y XII. El conjunto está compuesto por la iglesia de Santa María, la ermita de San Pablo, el puente medieval sobre el río Isábena y el palacio abacial.

 

Museo de la Tortura.

Museo de la Tortura.

4.- Museos originales

En el Valle de Benasque hay una amplia y variada oferta museística, de temática civil y religiosa. Pero, si hay un lugar diferente, por su contenido, este es el Museo de la Tortura, en Laspaúles, un lugar que está pensado para concienciar al visitante de la maldad de la que es capaz el hombre para torturar a sus semejantes. Un total de 60 instrumentos dan buena fe de ello.

 

 

 

 

 

Santuario de Guayente.

Santuario de Guayente.

5.- Santuario de Guayente, lugar de peregrinación

En lo alto de un promontorio, camino de Eriste y a pocos metros de Sahún (apenas 600) se levanta el santuario de Guayente, con su iglesia y abadía, o casa del Prior. La iglesia, que tiene ocho altares, data del siglo XII y es una auténtica joya. Desde tiempos muy remotos y hasta la actualidad, este antiguo santuario ha sido punto de encuentro para los habitantes de todos los pueblos del valle.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.