Senderismo

Ruta con raquetas de nieve al ibón de Piedrafita

Recorrido sencillo, para realizar en familia en cualquier época del año, con raquetas o sin ellas.

Actualizada 24/09/2016 a las 13:36
Raquetas de nieve listas para su uso.

La temporada de esquí llega poco a poco a su fin, pero todavía quedan muchas maneras de disfrutar de la nieve. Realizar una ruta con raquetas de nieve es una de ellas, y el recorrido para acceder al Ibón de Piedrafita es asequible para todos los públicos, sean familias, principiantes, aficionados o amantes del senderismo.

El ibón de Piedrafita

Este elemento natural, característico del paisaje pirenaico aragonés, está situado entre Panticosa y Formigal, a más de 1600 metros de altitud en las faldas de Peña Telera, un pico de cerca de 3000 metros que se alza en el Valle de Tena.

A menos de 6 kilómetros del ibón de Piedrafita y con cerca de 1400 metros de altitud, se encuentra el Parque de Lacuniacha, un lugar donde conocer la fauna típica de esta zona del Pirineo. Es aquí donde tiene lugar el inicio de la ruta.

La ruta con raquetas al ibón de Piedrafita

Aunque este invierno ha habido que esperar hasta el final de la temporada para ver las montañas nevadas, la nieve ha llegado finalmente al valle de Tena. El punto de partida de la ruta es el aparcamiento del Parque Faunístico Lacuniacha. Desde allí, el camino sigue una pista forestal cerrada al tráfico por una barrera de madera. La ruta es sencilla de seguir, con apenas 300 metros de desnivel, y se trata de un recorrido señalizado, tanto por paneles como por indicaciones a lo largo del trazado.

Siguiendo las indicaciones, el senderista encontrará el Barranco de Boj, por donde corre el agua del ibón. De camino hacia la falda de Peña Telera, se cruza también un pequeño arroyo que provoca una  pequeña hendidura entre el paisaje nevado, una bella estampa ante la que merece la pena detenerse unos momentos.

Durante las dos horas aproximadas de duración del recorrido, el caminante puede deleitarse, a su derecha, con la imagen de la Sierra Tendeñera vestida de blanco. La ruta no solo está disponible durante la temporada de esquí, por lo que es posible disfrutar del entorno de esta zona del Pirineo en cualquier época del año y descubrir cómo cambia el paisaje y sus colores con cada estación.

También te puede interesar