Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.

Actualizada 07/12/2016 a las 20:39
Ruta a los Llanos de La Larri | Rafael Gobantes

La escasas e irregulares nevadas de este invierno han provocado que algunas estaciones de esquí no hayan podido ofrecer sus instalaciones en su totalidad para la práctica del deporte blanco. Sin embargo, se puede disfrutar de la belleza del Pirineo de otro modo y para ello se proponen algunas rutas cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta, para aprovechar esas jornadas en las que no es posible esquiar o para alternar varias actividades.

El Valle de Pineta, enmarcado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es una zona muy bella y con numerosas posibilidades para practicar senderismo, ya que cuenta con itinerarios de dificultad variable. A continuación se proponen algunas rutas, de menor a mayor dificultad, en este precioso entorno.

Llanos de La Larri

La ruta hasta los Llanos de La Larri es una de las más conocidas de la zona del Valle de Pineta, por ser un recorrido sencillo y de corta duración, que puede realizarse en familia. Se puede recorrer durante todo el año y el uso o no de raquetas dependerá de la cantidad de nieve que cubra el trayecto. Es posible que haya que alternar algunos tramos a pie y otros con raquetas de nieve. Para acceder al punto de partida, hay que dirigirse en vehículo hasta Bielsa y desde allí al Parador de Monte Perdido. Antes de llegar al establecimiento hay una zona de aparcamiento donde se puede estacionar el vehículo para comenzar la excursión.

Si se sigue la carretera, se llega al Parador de Monte Perdido y a la ermita de Nuestra Señora de Pineta, construcción tras la cual comienza el sendero que lleva a los Llanos de La Larri. El recorrido está bien señalizado y cuenta con paneles interpretativos en diferentes puntos de interés, muy útiles para conocer el entorno y la fauna y flora que lo habita. La ruta permite disfrutar de estupendas vistas del valle de Pineta y las pendientes de la ladera norte del macizo de Monte Perdido. Tras hora y media, aproximadamente, se llega al destino, después de haber superado un ligero desnivel de 280 m. El recorrido de vuelta se puede realizar por el mismo camino u optar por otro trayecto, más exigente debido a la fuerte pendiente: el Camino de las Cascadas del barranco de La Larri.

Cascada del Cinca

Se trata de una ruta sencilla cuyo trayecto de ida y vuelta se puede realizar en dos horas, aproximadamente, y con un desnivel de 350 m. El itinerario transcurre por el mismo sendero que la ruta anterior hasta pasar el primer puente que atraviesa el río Cinca, tras el cual se debe seguir el camino que queda a la izquierda, que atraviesa un hayedo.

Tras atravesar El Felqueral, se encuentra un nuevo cruce de caminos en el que se toma de nuevo el de la izquierda, que dirigirá los pasos del senderista hasta la bonita cascada del Cinca, cuya corriente se acompaña a lo largo del recorrido. Durante la ruta se puede disfrutar de bonitos parajes repletos de vegetación, en los que las hayas y los helechos son los grandes protagonistas.

Balcón de Pineta

Aquellos que deseen realizar un recorrido más largo y exigente pueden optar por llegar hasta el Balcón de Pineta, lugar de nacimiento del río Cinca. Esta ruta tiene una duración aproximada de cuatro horas y media, solo en la ida, por lo que es aconsejable salir temprano para culminar el trayecto mientras todavía haya luz diurna. Se desaconseja realizar este trayecto si todo el camino está cubierto de nieve, ya que el desnivel es considerable, de unos 1200 m, lo que requiere un esfuerzo mucho mayor que en los recorridos antes propuestos.

La primera parte del itinerario es la misma que en la ruta de la Cascada del Cinca. El recorrido varía en el cruce de caminos posterior a El Felqueral, donde se debe elegir el sendero central, a partir del cual comienza la fuerte pendiente que llega hasta el Balcón de Pineta, meta del itinerario. El esfuerzo es recompensado con unas preciosas vistas del circo glaciar del Valle de Pineta. Aquellos que todavía se sientan con fuerzas, pueden continuar el ascenso durante media hora más, hasta el lago de Marboré, que también ofrece una espectacular panorámica.

Es imprescindible consultar las previsiones meteorológicas y el riesgo de aludes antes de realizar cualquier salida a la montaña que, sobre todo en invierno, presenta unas condiciones especiales que aumentan los riesgos. Además, hay que ir correctamente equipado en función de la actividad a realizar. En caso de dudas sobre los recorridos propuestos, se puede obtener más información en las oficinas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, presentes en Torla, Escalona y Bielsa, además de Huesca.

También te puede interesar

Montaña

Rutas en el Valle de Pineta

Excursiones en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cerca de la estación de esquí de fondo de Pineta.