Valle del Aragón

El Valle del Aragón, enmarcado en la comarca de La Jacetania, es sinónimo de aventura, naturaleza, arte y un rico patrimonio que merece la pena descubrir. En las veinte localidades que conforman la comarca hay verdaderos tesoros arquitectónicos entre los que sobresalen las huellas que el románico ha dejado en el valle del Aragón, con la catedral de Jaca y el monasterio de San Juan de la Peña como principal reclamo. El Camino de Santiago atrae a cientos de personas, que visitan también construcciones civiles de gran importancia histórica, como los centros militares del Coll de Ladrones de Canfranc o el castillo de San Pedro en Jaca, más conocido como la Ciudadela. Una visita obligada es la estación de ferrocarril de Canfranc, un majestuoso e histórico edificio, importante foco de actividades culturales a lo largo de todo el año.

Naturaleza y deporte

El valle es también un paraíso paisajístico y prueba de ello son los rincones que encierra el Parque Natural en el Valle del Aragón, con el ibón de Estanés como uno de sus máximos exponentes.  Merece la pena recorrer la Senda de los Contrabandistas, por tierras de Canfranc, y visitar la Cueva de la Güixas y su Centro de Interpretación del Mundo Subterráneo.

La oferta se completa con innumerables rutas de senderismo, paseos a caballo, escalada, descenso de barrancos o parapente. Los recorridos en BTT son otra de las alternativas con más adeptos y permiten descubrir trazados de gran belleza, como la calzada romana en la Selva de Oza o la sierra de Los Ángeles.

Gastronomía

Uno de los productos más tradicionales del valle del Aragón son los ‘boliches’ de Embún, pequeñas alubias que suelen prepararse en cocido, y también exquisitos son los espárragos de Santa Cilia de Jaca. Destaca la calidad y variedad de los guisos, con la carne del valle como protagonista. La repostería ha convertido a Jaca en la ‘Capital del dulce’, gracias a sus lazos y sus pasteles de bizcocho, conocidos como los ‘jaqueses’.

Galería de Imágenes

También te puede interesar